¡Síguenos!

Hola, ¿Qué estás buscando?

Recuerdo

Cronología del 10

Destacamos fechas importantes que marcaron el paso de Román por Boca Juniors. El calendario Riquelmista. 10.11.1996 Comienza el ROMANce. Riquelme debuta en Primera con la azul y oro. Surge en la Bombonera frente a Unión de Santa Fe. De la Quinta División, desde la que llegó proveniente de Argentinos Juniors, a la máxima categoría en […]

AVISO: Esta publicación es de hace más de un año.

Destacamos fechas importantes que marcaron el paso de Román por Boca Juniors. El calendario Riquelmista.

10.11.1996

Comienza el ROMANce. Riquelme debuta en Primera con la azul y oro. Surge en la Bombonera frente a Unión de Santa Fe. De la Quinta División, desde la que llegó proveniente de Argentinos Juniors, a la máxima categoría en un abrir y cerrar de ojos. De la mano de Carlos Bilardo juega con el dorsal 8 en posición de diez. Es el vértice retrasado de un triángulo que se conforma también por Diego Latorre y Roberto Pompei. En su primer encuentro muestra mucho de lo suyo. Como una pared que construye con Fernando Cáceres y termina en gol del marcador central.

24.11.1996

Su tercer partido en Primera, el primer grito. Su tanto es la frutilla del postre de una goleada a Huracán en Brandsen y del Valle Iberlucea. Con el encuentro 5-0 y, a falta de ocho minutos para el cierre del match, recibe un pase corto de Alphonse Tchami en la puerta del área. De frente al arco, remata violentamente, dando la bola primero en uno de los caños e inmediatamente después incrustándose de lleno en la red.

23.02.1997

Nuevo entrenador. Llega Héctor Veira. Con Bambino en el banco, el diez aguarda entre los relevos. Es suplente de Roberto Pompei en el sistema que unos años más tarde lo llevaría a la gloria: 4-3-1-2. Con victoria parcial 2-1 sobre Estudiantes de La Plata ingresa por Diego Latorre faltando quince minutos para el final.

23.03.1997

El primer superclásico. Juega como mediocampista derecho en el Monumental. Actúa en el famoso 3-3 y lo hace durante los noventa minutos. Sobre el final del cotejo, sale Roberto Pompei y en su lugar ingresa Blas Giunta. Román ocupa su lugar en el campo plantado como número diez.

24.08.1997

Contacto con el más grande. Comienza el Apertura. El rival es Argentinos, el club donde surgieron ellos: Maradona y Riquelme. Román juega con el número 9 en su espalda pero ubicado al lado de Pelusa, delante del tándem central Berti-Toresani. Boca gana 4-2 en la primera fecha. Gol incluido de Diego de penal.

23.10.1997

Estreno internacional. Los reflectores comienzan a apuntar a su figura. Luce la 18 en el Mineirao de Belo Horizonte. Boca cae 1-2, aunque en la hora, consigue descontar pese a tener un hombre menos. En Brasil, tierra que lo vería varias veces campeón, Riquelme toma las riendas de un equipo plagado de suplentes.

25.10.1997

El heredero. Es el adiós definitivo de Maradona. En el Monumental, Boca cae 0-1 en un nuevo superclásico. Al término de la primera parte, en pleno vestuario, Diego le comunica a sus compañeros su decisión de dejar la actividad. Riquelme ingresa por él con la camiseta 20. El Xeneize termina dando vuelta el resultado gracias a un gol de Martín Palermo: como un guiño de la historia.

31.05.1998

Veira ya es parte del pasado. Asume de forma interina Carlos García Cambón, aquel célebre futbolista autor de un póker a River Plate en su debut allá en los albores de los años setenta. Es el comienzo de una racha que pasaría a la historia: el todavía vigente récord de 40 partidos invicto. Román disfruta de un verdadero festival de fútbol y goles ante Gimnasia y Tiro de Salta, el día del debut de Sebastián Battaglia. A poco más de veinte minutos del cierre del encuentro, Riquelme se halla de conductor por la salida de Rodolfo Cardoso.

05.08.1998

Virreinato. Carlos Bianchi asume la dirección técnica del primer equipo. Riquelme recibe la casaca 10. Ahora es eje. Sus espaldas son cubiertas por Cagna, Serna y Navas. Es el enganche, el asistidor de Guillermo y Palermo. El nexo entre ellos. Por la Mercosur es derrota 0-1 ante Vélez Sarsfield.

09.08.1998

Primeros destellos del conductor bajo el ala protectora de Bianchi. En Caballito y frente a Ferro Carril Oeste, repleto de confianza y con el partido 3-0, le es devuelta una pared que cae frente al arco. Román se posiciona de diestro en la medialuna y remata de lleno. El tiro es bajo y se clava donde tejen su obra las arañas. Será costumbre. Victoria 4-2 en el Apertura. El punto de partida de un sueño: la obtención de un campeonato tras seis años de sequía y los múltiples éxitos del rival de siempre.

29.11.1998

El sueño es realidad. Es el inicio del Boca campeón de todo. El Xeneize se consagra invicto ante Independiente en la Bombonera. Luego de poco más de un lustro, logra el título de manera categórica. Román es bandera. Es el protagonista principal de un equipo arrasador. Y Palermo es récord: señala 20 conquistas en un torneo, otra marca vigente para un torneo corto. Muchos de esos goles llegan desde los pies del diez.

21.03.1999

En el estadio José Amalfitani de Liniers, Boca Juniors golea 3-0 a Argentinos. Riquelme marca su primer doblete. El tanto inaugural es de cabeza tras una magnífica jugada colectiva de un conjunto aun sediento de gloria. Línea recta hacia otro título.

09.05.1999

Boca demuele a sus contrincantes. Lo sufre River Plate en la Bombonera. El equipo que sale de memoria supera a todo rival que ose quedarse con su condición de indemne. El once de Bianchi da la sensación de imbatible. Sus hinchas celebran cada jugada creada por Román. El Xeneize gana un nuevo clásico.

06.06.1999

Boca Juniors atrapa el bicampeonato, hazaña que no conseguía desde el Metropolitano y Nacional de 1976 con la conducción de Toto Lorenzo. Riquelme es el director de la orquesta de un conjunto que toca los 40 partidos invictos superando así la marca del Racing de Pizzuti. Carlos Bianchi pasa a la posteridad. Entre otros muchos aciertos, por haberle entregado la batuta al diez, al creador.

12.12.1999

¡Showtime! Riquelme es el as de espadas. De bastos. Es también el siete bravo. Todo lo puede. En una demostración brillante de fútbol asiste dos veces a Antonio Barijho y otra más a Rodolfo Arruabarrena. Estos tres pases terminan en goles. No conforme con ello marca él también en una goleada 5-1 frente a Belgrano en Córdoba.

22.03.2000

Su obsesión. Riquelme hace su debut en la Copa Libertadores. Blooming recibe un cachetazo en la Bombonera. Román disfruta del traje de actor de reparto. Las luces se quedan con los cuatro goles que convierte Alfredo Moreno. Los pases que recibe el nueve son dagas para los rivales y gritos del joven Charro. El partido es tenis: 6-1. Sólo el comienzo.

09.05.2000

Boca en Fase de Knock-Out. Recibe a El Nacional de Ecuador en Brandsen. Nuevo acto de un torero inspirado. Asiste al mellizo Guillermo, a Arruabarrena y Bermúdez en jugadas que terminan en gritos. Se la entrega en los pies a cuanto jugador se le cruza. Anota además su primer tanto en la competencia en un partido que finaliza 5-1. Más cerca de otro sueño. Uno de carácter continental.

24.05.2000

El caño a Yepes. Riquelme recibe de espaldas sobre un lateral, marcado y ya sin ninguna chance de entrega a un compañero, frota la lámpara. Sólo su genio hace que segundos más tarde lo encuentre con pelota dominada unos metros delante. Asiste a Delgado, convierte de penal en uno de los superclásicos más importantes de la historia -sino el más- y se transforma en líder. River Plate y los Cuartos de Final son historia. Boca se cuela entre los cuatro mejores del continente.

21.06.2000

Todo un inmenso país. Eso es América para Román. En la tanda de penales en el Morumbí de San Pablo y frente a Palmeiras, Boca vuelve a ser el mejor equipo de esta parte del mapa. Lo consigue luego de poco más de dos décadas. Los ojos del mundo se posan en Riquelme. El conjunto que formó Carlos Bianchi todavía tiene hambre. Será el turno de aguardar. De afrontar un nuevo certamen local, con la cabeza puesta en el Galáctico Real Madrid.

28.11.2000

Tokio, Japón. Todavía no transcurrieron cinco minutos de partido y Boca Juniors ya se encuentra 2-0 sobre el Real Madrid campeón de Champions League. El equipo de un Luis Figo asediado por Aníbal Matellán. La ventaja surge desde Riquelme. Recibe, aguanta, gira y vuelve a girar sobre sí. Levanta la cabeza y encuentra a Palermo. El nueve a los ponchazos con su marcador Makelele, el Titán Martín definiendo al segundo palo de Casillas. ¿Después? El conductor dominando el trámite. Ganándose un lugar en la consideración de Barcelona. Volviendo loco al otrora perro de presa Geremi, transformándolo en mascota. El Xeneize conquista al mundo.

17.12.2000

Los festejos no cesan. América, el mundo, nuevamente la Argentina. Boca Juniors obtiene su tercer título doméstico en dos años. Derrota 1-0 a Estudiantes de la Plata y comienza a prepararse para la defensa del logro americano. Riquelme siempre el conductor de un conjunto que lo recibe con los brazos abiertos. Barcelona tras sus pasos.

08.04.2001

Topo Gigio. Mauricio Macri lo tiene parado frente a su palco. El ingeniero observa cómo tras convertir de cabeza en el rebote de un tiro desde los doce pasos lleva el diez sus manos a sus orejas. “Acá estoy”, parece el líder marcarle el tempo al presidente. Boca vence 3-0 a River en la Bombonera. Riquelme exhibe ante millones su personalidad.

13.06.2001

Para muchos el mejor partido de Román con la camiseta de Boca. Semifinal de Copa Libertadores. Otra vez Palmeiras, en esta ocasión en el Palestra Italia de San Pablo. Dieciséis minutos de match. Riquelme toma la pelota cerca del área, se hamaca y pasea con ella, elude un rival y saca un remate que se mete en un ángulo. Lidera luego a un once golpeado hasta la serie de penales. El diez primero y después el equipo acceden al choque decisivo.

28.06.2001

Bicampeón de América. Otra definición más desde los doce pasos. Cruz Azul es víctima del Boca de Bianchi y de Román. Riquelme es ahora el conductor que sonríe feliz en las alturas. Celebra con un gorro pintado de azul y oro. La hazaña es inmensa. El virreinato es un éxito. Alcanza la cumbre.

27.11.2001

Japón nuevamente. El Boca diezmado cuenta con el mejor Riquelme. La esperanza Xeneize sólo se basa en la acción del diez. Bayern Munich destruye en tiempo suplementario la ilusión de un pueblo: el bicampeonato del mundo. Román deja caer sus lágrimas en el césped oriental. Carlos Bianchi lo consuela. Se acerca la despedida del Virrey.

16.12.2001

Bianchi dice adiós por primera vez en la Bombonera. Lo hace ante Independiente en la Bombonera. Rival y lugar del primer título de la era inmensa. Riquelme está a la altura del acontecimiento. Marca doblete, asiste a sus compañeros, dibuja paisajes. Festeja uno de sus tantos acercándose al Virrey, estrechándole la mano. Barcelona más cerca.

17.02.2002

Comienza el ciclo Oscar Tabárez. El Maestro observa los últimos meses del primer Riquelme, aquel que sabe emigrará al viejo continente. Román lucirá el diez sin Bianchi en el banco. Raro.

16.05.2002

Es la despedida de Riquelme. La primera. No será la única. De Boca Juniors a Barcelona. El Xeneize cae en Cuartos de Final ante Olimpia de Paraguay, equipo que a la postre sería el nuevo campeón. Román parte con la promesa de regresar algún día. El ROMANce en stand bye. La historia al volver sería grande como esta primera etapa.

18.02.2007

El conflicto con el Villarreal de Manuel Pellegrini le abre las puertas a un Román presto para conseguir más en este Boca de Miguel Russo. La vuelta se produjo en la Bombonera, en la segunda fecha del Clausura. Con camiseta blanca de finas rayas azules, Riquelme mostró algunas pinceladas en un chato 1-1 ante Rosario Central.

01.03.2007

La Copa Libertadores. Su retorno lo encontró de nuevo disputando su torneo prioridad. ¿El rival? Cienciano, el conjunto peruano que había sido verdugo de River Plate en una finalísima Sudamericana. Fue victoria 1-0 en La Boca. ¿Quién dijo que las segundas partes no son igual de buenas que las primeras?

22.03.2007

Goles son amores. Un día volvió a gritar Román con la camiseta de Boca. Lo logró después de un lustro. Cinco años después, Riquelme marcaba en una Copa Libertadores. En Brandsen 805, otra vez. Toluca de México fue su primera víctima. El segundo ROMANce tenía lo suyo.

20.06.2007

Le marcó a Vélez Sarsfield en Octavos, a Libertad en Cuartos, a Deportivo Cúcuta en Semifinales. Todos goles claves. No podía dejar de aparecer en la Final ante Gremio. De tiro libre gritó en el primer duelo, con sablazo cruzado al segundo paso lo volvió a hacer allá en Brasil. Otra vez en la cima de América. La tercera. El conductor alzaba la Copa en un momento brillante. Boca volvía a ser Boca.

10.02.2008

Román estuvo parado seis meses. Se perdió la Final ante Milan. Los burócratas lo impidieron. Pero volvió. Otra vez ante Rosario Central. Esta vez en Arroyito. En otra igualdad. Nuevamente 1-1 en el mes de febrero. Aunque en esta ocasión, ya sin Miguel Russo, con el viejo conocido Carlos Ischia.

04.06.2008

Hasta las Semifinales de América. Hasta allí llegó el sueño de la defensa del título continental. Fluminense derribó el barrilete. Boca Juniors y su líder Riquelme quedaron aguardando en el atrio. A punto estuvo el Xeneize de otra hazaña gigante.

27.08.2008

Boca se tomó revancha en el plano internacional. Lo logró pronto al vencer a Arsenal de Sarandí en la Bombonera. Y Riquelme fue parte fundamental en la consagración. Un tiro libre del diez dio en el palo y fue pegar en la espalda de Campestrini, guardameta rival que sufrió un rebote que terminó por colarse en su valla. Se venía el Apertura. Consigo la posibilidad de volver a ser campeón en el ámbito local.

23.12.2008

Román vio desde afuera la consagración de sus compañeros de un nuevo título doméstico. Fue el cuarto de Riquelme en el país. Para avanzar a aquella Final frente a Tigre, el diez había hecho su parte ante San Lorenzo, en la otra batalla. Carlos Ischia continuaba al frente de la dirección técnica. Tiempo de pensar en tomarse revancha en el continente.

21.05.2009

Defensor Sporting sorprendió a Boca en los Octavos de Final de la Libertadores. Arruinó el plan de Riquelme y compañía. Esta derrota produjo un quiebre. El ciclo de Carlos Ischia estaba terminado. Se venía la segunda parte del mandato de Alfio Basile, entrenador que había llevado a Román al seleccionado.

29.10.2009

El semestre de Basile en Boca fue lo opuesto a aquello ocurrido durante su primer ciclo: una verdadera calamidad. Para colmo, frente a Chacarita Juniors, Riquelme debió retirarse lesionado. Fascitis plantar. Esa lesión poco frecuente y eterna. Román observó desde un palco cómo el mandato de Coco se diluía. Llegaba Abel Alves.

31.01.2010

Si el proceso de Basile había sido malo en la vida de Boca, el de Alves fue peor. Comenzó mal desde el arranque. Derrota 1-2 ante Argentinos Juniors en La Paternal. Caída que tuvo como único punto alto el regreso de Riquelme con golazo incluido.

25.03.2010

La única alegría. Se produjo ante River en la Bombonera. Doblete de Gary Medel para una victoria que tapó un magro semestre. La producción del equipo de Alves era un lamento. Para peor, tenía un Riquelme que se arrastraba de dolor en la cancha con una fascitis a cuestas y más ganas que respuestas.

16.11.2010

Un puñado de partidos. Sólo eso pudo disfrutar Claudio Borghi de Román mientras estuvo dirigiendo a Boca. El entrenador no dio pie con bola. Ausente el estandarte, de bajo rendimiento el equipo, debió dar un paso al costado tras un 0-1 con River en el Monumental. El diez seguía de mal en peor con las lesiones. Apenas disputaba un tiempo en ese último encuentro de Bichi como técnico.

13.02.2011

Debut de Julio Falcioni, dura derrota en casa 1-4 ante Godoy Cruz. Riquelme señalado por la nueva conducción como uno de los principales responsables de aquella tarde. Luego del cotejo, el cruce de declaraciones, su salida temporal del equipo. Nuevos debates. Posterior inclusión en el once. La gente jugando a favor del diez. En contra del técnico. Así sería hasta el final.

15.05.2011

En el último clásico de Palermo, el gol de cabeza del propio Martín. River quedaba en zona de Promoción, circunstancia que se mantendría hasta el final del certamen. Riquelme como artífice de aquella victoria 2-0 en la Bombonera.

04.12.2011

Siguieron las idas y las vueltas entre Falcioni y Riquelme. Sin embargo, ambos parecieron rebuscárselas. Al menos lo suficiente como para obtener un título doméstico que los depositaba en la Copa Libertadores del año siguiente. Festejo que fue doble para la hinchada Xeneize, dada la condición del vecino River, que peleaba por ascender y todavía tenía por delante un largo trecho.

14.02.2012

El día de los enamorados encontró a Riquelme y a Falcioni juntos enfrentando a Zamora. El partido fue una lágrima. La bomba estalló en el vestuario ante una sucesión de malos entendidos. Entre unos y otros. Parecía que la bomba estaba por estallar. Eso pareció. Sólo por un momento.

04.07.2012

Goles a Unión Española en sendos encuentros. Influencia decisiva en las instancias posteriores. Tanto ante Fluminense en los Cuartos de Final como frente a Universidad de Chile en las Semifinales, Riquelme volvía a disputar una Final de Copa Libertadores. La cuarta. Pero antes de jugarla: Facundo Roncaglia no arreglaba con el club y se ausentaba y Román les comunicaba a sus compañeros que no seguiría en la institución. Corinthians se tornó un rival imposible. El diez colgaba la azul y oro. En conflicto con el entrenador Falcioni y el presidente saliente Angelici.

03.03.2013

Nuevo regreso de Riquelme a Boca. Y surge la pregunta, ¿el último? ¿alguien se atreve a afirmarlo? Por ahora, así es. Volvió en una derrota 1-3 con Unión de Santa Fe, aquel rival al que había enfrentado en su debut en Primera, casi diecisiete años atrás. Su vuelta tuvo que ver con la llegada de Bianchi. Después de una caída en un superclásico, Román había llamado la atención de opinión pública con el suframos juntos Carlos. Lo que terminó plasmándose en la cancha en lo inmediato.

29.05.2013

El irregular recorrido del Boca de Bianchi tuvo fin en los Cuartos de Final ante Newell´s en Rosario. Riquelme erraba su primera ejecución en una tanda de penales que era una pesadilla. Las definiciones desde los doce pasos habían traído alegrías mas ahora era sólo tiempo de disgusto. La tortilla se había vuelto.

Junio de 2013 encontró a Boca eliminado de la Copa Libertadores y fuera también de la oportunidad de defender el título de la Copa Argentina. Además, el Xeneize luchaba por no terminar último en la tabla del torneo Final, circunstancia que superó sin sobrarle nada. El resto del año continuó de manera irregular. Tanto el propio club de la Ribera como Riquelme y sus lesiones. Deambulando por el campeonato. Obteniendo tantas victorias como reveses.

23.02.2014

Román consiguió regresar. Venció un rato a las lesiones bajo el cálido aplauso de su gente. Del pueblo de Boca Juniors. El cual, en su mayoría, siempre apoyó al diez. Ingresó unos minutos ante Estudiantes de La Plata y, en ése lapso, ayudó al equipo a obtener la victoria protegiendo el balón en un momento delicado. Y hasta tuvo la oportunidad para estirar el marcador. Una Bombonera lo despedía con otra ovación.

Marzo y abril de 2014

Hacia fines del tercer mes de este año, Riquelme volvió a decir presente. Con su juego, Boca volvió a creer. Se vio lo mejor suyo, lo mejor del tercer mandato de Bianchi. En una victoria ante Racing, en el tiro libre frente a River Plate, en los goles a Tigre y Arsenal que lo pusieron en el candelero. El público lo aplaudió, lo pidió, se peleó con el presidente. El final de la novela estaba cerca.

11.05.2014

Fue triunfo 3-1 sobre Lanús, fue el adiós de Román. Su salida definitiva. Del club de sus amores. ¿Su último destello? una pelota que recibió de espaldas al arco que terminó en habilitación a un compañero. Pase sin tocar el balón, dejándolo correr entre sus piernas. La historia lo ubica un lugar privilegiado. La historia siempre pone las cosas en su lugar. Hasta siempre, Riquelme, dirá el hincha de Boca. El que sabe jugará en Argentinos, cuadro que lo vio nacer. ¿Volverá el líder? El diez siempre vuelve.

Comenta aquí

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Varios

Planeta Boca Juniors lanza su aplicación para celulares Android. Ahora podés enterarte todas las novedades Xeneizes al instante desde tu móvil.

Actualidad

Norman Capuozzo y un sugestivo posteo desde Bélgica en su cuenta de Instagram.

Actualidad

El mediocampista perdió mucho lugar en el segundo semestre del año.

Advertisement

Noticias Patrocinadas

Advertisement
Advertisement

NOTICIAS PATROCINADAS